martes, 11 de marzo de 2014

ALGO RADICALMENTE DIFERENTE HAY QUE HACER. NO HAY OTRA OPCIÓN



Por Cándido Marquesán Millán / Esa vieja concepción republicana de la fraternidad, podría servir hoy como fundamentación teórica de la Renta Básica Universal. Se podrá objetar que es una utopía, mas estas son las que hacen progresar a los pueblos. También lo era hace 100 años el sufragio universal. El republicanismo no solo es una opción por la forma de gobierno, pretende una democracia plena, es una visión de la sociedad y del Estado que excluye todo tipo de dominación ya sea política, social, económica, religiosa, cultural o de genero. El concepto republicano de libertad es un concepto activo, ligado a la igualdad y a la fraternidad. Ese ideal republicano de libertad no se reduce a los derechos formales, sino que se basa en la creación de mecanismos institucionales que doten de seguridad económica a todos los ciudadanos, para evitar que queden excluidos de la ciudadanía plena los sin recursos, los jóvenes, los parados, los inmigrantes, los dependientes...Sin independencia económica, la libertad es muy limitada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada