viernes, 21 de febrero de 2014

No es fascismo, Maduro, es hartazgo


No es fascismo, Maduro, es hartazgo

Por Osiris Alonso D’Amomio / Si la estabilidad del chavismo póstumo peligra es por el colapso fatal de la falta de estrategia económica que condujo al desabastecimiento. Hacia el rencor de la división, la corruptela desenfrenada, el desperdicio de la riqueza dilapidada y la inseguridad que rebela. Si el chavismo póstumo se pulveriza es por el hartazgo de su sociedad. Entonces no es fascismo, Maduro, es hartazgo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada