jueves, 13 de febrero de 2014

La Asociación de Periodistas del Departamento Uruguay repudió la censura a Mario Alarcón Muñiz



Textual: Declaración de la APDU / La Asociación de Periodistas del Departamento Uruguay (APDU) rechaza el levantamiento del aire del programa de radio “La Calandria” que conducía el periodista Mario Alarcón Muníz, de extensa trayectoria en la radiofonía entrerriana, que se emitía por LT14 la radio pública de Paraná que transmite a toda la provincia. Se trata de una situación que afecta al periodista, y respetado colega, Mario Alarcón Muñiz, figura señera del periodismo provincial, profundo estudioso de la cultura y costumbres, no sólo en lo que tiene que ver con la raigambre musical, sino con las distintas dimensiones de la historia lugareña; y que Don Mario, ha rescatado magistralmente. Su llamativa especialización en investigar, reeditar y enaltecer, los valores y semblanzas, que hacen a la idiosincrasia entrerriana, no le impidió, ser un hombre de las letras y también conocido conductor de eventos folklóricos, contando con 60 años dedicados al periodismo. Además de su dedicación por la cultura, Alarcón Muníz siempre se ocupó de problemáticas de interés social que afectan a los habitantes de nuestra provincia con una opinión propia y una visión crítica que no ha coincidido muchas veces con los gobiernos provinciales de turno, tanto el actual, como los anteriores. La preocupación por esta situación no es un hecho aislado ya que Alarcón Muníz ya había padecido el levantamiento de otro espacio radial, “Entrerrianías“, que se emitía en la misma emisoria estatal que tiene asiento en Paraná y ahora su voz queda silenciada del eter. Alarcón Muníz escribe columnas de opinión para diferentes medios gráficos de la provincia cómo El Día (Gualeguaychú) y El Miércoles (Concepción del Uruguay), y además publicaba frecuentemente en El Diario (Paraná), hasta que padeció la censura y no pudo continuar publicando sus columnas. LT14, Radio General Justo José de Urquiza, AM 1260 KHz, integra Radio y Televisión Sociedad del Estado (RTA S.E.) siendo un medio de comunicación público dependiente del Estado Nacional. Por tal motivo solicitamos firmemente al director de la emisora, Jorge Carlos Ballay, al presidente de RTA S.E., Tristan Bauer, y al ministro de Cultura y Comunicación de Entre Ríos, Pedro Baez, quien actualmente preside el Consejo Federal de Comunicación Audiovisual, que se revea y de marcha atrás a esta errónea decisión que daña la difusión de la cultura entrerriana, el libre ejercicio del periodismo, el derecho universal a la libertad de expresión, y sobre todo el derecho de los ciudadanos a la información. En tal sentido, recordamos que el artículo 121 de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual establece entre los objetivos de RTA: “Promover y desarrollar el respeto por los derechos humanos consagrados en la Constitución Nacional y en las Declaraciones y Convenciones incorporadas a la misma (inciso a), “Respetar y promover el pluralismo político, religioso, social, cultural, lingüístico y étnico (inciso b), Garantizar el derecho a la información de todos los habitantes de la Nación Argentina” (inciso c), “Contribuir con la educación formal y no formal de la población, con programas destinados a sus diferentes sectores sociales (inciso d), “Promover el desarrollo y la protección de la identidad nacional, en el marco pluricultural de todas las regiones que integran la República Argentina (inciso e)”. Mientras que por su parte el artículo 122 establece entre las obligaciones de este mismo sistema de medios públicos su obligaciones que incluyen: “Incluir en su programación, contenidos educativos, culturales y científicos que promuevan y fortalezcan la capacitación y la formación de todos los sectores sociales (inciso 1)”, “Considerar permanentemente el rol social del medio de comunicación como fundamento de su creación y existencia (inciso 3), Difundir y promover las producciones artísticas, culturales y educativas que se generen en las regiones del país (inciso 5). Es por eso que exigimos que no haya un manejo arbitrario de los medios públicos y que en ellos se vean reflejadas las diferentes voces en pluralidad y en respeto por la libertad de expresión y el ejercicio del periodismo. No es la primera vez que observamos situaciones de este tipo pero seguiremos pregonando y trabajando para que en los medios públicos y privados se respete la disidencia política, cultural, religiosa, o de cualquier otro tipo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada