lunes, 12 de agosto de 2013

La tragedia de Rosario y la privatización del Gas del Estado



Por Gustavo Calleja / Nos enluta a todos la tragedia sucedida en Rosario a causa de un escape de gas. Es de esperar que la justicia determine y castigue a los responsables. En lo personal, no me caben dudas que esa responsabilidad recae en la Distribuidora Litoral gas, integrada mayoritariamente (64%) por una empresa franco-belga GDF SUEZ ENERGY LATIN AMERICAN (GDF = Gaz de France) y con la participación minoritaria de grupo TECHINT , ambas, activas participantes –beneficiarias- del “festival de las privatizaciones”, iniciado y concretado por el peronismo de los 90´, sin oposiciones partidarias y sin participación de la UCR; Techint, “heredó” SOMISA, de la mano de la Ing. Alsogaray, actualmente con socios minoritarios y externos gira como SIDERAR o TECNIUN SIDERAR, donde la va muy bien; también recibió EDELAP, donde al igual que en el caso que estamos analizando, no invirtió y fracasó, lamentablemente, con costo de vidas En el caso de GDF SUEZ, a GDF, conjuntamente con una empresa del Grupo Roggio (EMPRIGAS) y BRIDAS, le fue adjudicada GAS NEA, la única distribuidora donde, a diferencia de las ocho restantes, no estaban construidas las redes. Sólo desarrollaron unos pocos km hasta Paraná en base a una contribución fiscal que pagaban todos los entrerrianos y que fue anulada por el Gobernador Sergio Montiel en el 2003; luego de varios avatares, la mayoría accionaria pasó a los trabajadores de la FATLYF comandada eternamente por Oscar Lescano –uno de los gordos más ricos- y la provincia capitalizó sus aportes; el crecimiento de las redes, prácticamente, sólo llegó a Entre Ríos, mientras que Corrientes, el norte de Santa Fe, Misiones, Chaco y Formosa perdieron. El consorcio GDF SUEZ participó de una de las más insensatas operaciones derivadas de las privatizaciones y la desregulación: poseen el 52 % del Gasoducto a Chile llamado NOR ANDINO, uno de los dos -el otro es el Atacama- que cortó y afectó seriamente al Parque Nacional Calilegua, incluyendo la vida social de los compatriotas originarios. Para justificar los dos gasoducto, uno fue aprobado por la Secretaría de Energía y el otro por el ENARGAS, que depende de la misma. Lo sucedido en Rosario deriva de las privatizaciones concretadas en 1992, siendo Ministro Domingo Cavallo, Secretario de Energía el Ing. Bastos , presidente de YPF SA y GdE el Ing. José Estenssoro y del Vice de GDE el Ing. Miguel Marizza (actual asesor del gobernador entrerriano Uribarri y recomendante del Ing Miguel Galuccio), echa por tierra las aseveraciones del variopinto grupo de Ex Secretarios (procesistas –Guadagni-, menemistas –Aráoz, Devoto-, radicales de afiliación –Lapeña, Montamat, Apud, Echarte, Olocco- etc..) que haciéndose voceros de las opiniones que las privatizadas no se animan a decir públicamente, cargan la crisis energética actual a los problemas derivados del 2001 y 2002; entre ellas, la pesificación tarifaria, defendiendo el modelo liberal vigente en la ´década de los 90¨.. Y ello está muy lejos de la verdad. En efecto, como bien señalaba el Senador Conrado Storani en el discurso que se adjunta, pronunciado al momento del tratamiento de la Ley de Privatización de Gas del Estado y actual Marco Regulatorio del Gas, sostiene que la misma “…CREA UNA REGULACIÓN QUE NO EJERCE YA EL ESTADO, QUE ES EL ÚNICO QUE TIENE LA FACULTAD DE UN PAPEL CORRECTO Y CONCRETO, DE EJERCER EL PODER DE POLICÍA…”. En otras palabras, los controles sobre los gasistas matriculados y los usuarios, por delegación de la Secretaría del Energía, los aplicaba una empresa 100% estatal como GAS DEL ESTADO SE, que estaba considerada entre las tres mejores del mundo, junto con GAZ DE FRANCE y BRITISH GAS. Delegar esos controles en una empresa con fines de lucro es un disparate desde la óptica de las más elementales reglas del control porque nadie se controla a si mismo y, tan grande o mas, que el descuartizamiento de GdE en ocho distribuidoras y dos transportadoras y la autorización de exportaciones de hidrocarburos, violando la Ley nº 17.319, porque jamás tuvimos reservas suficientes para sustentar un autoabastecimiento prolongado y sustentable. La experiencia nos enseña que estos dislates siempre se pagan. Margaret Thacher privatizó British gas en bloque y los franceses incorporaron capital privado a GDF, pero manteniendo las unidades empresarias. LITORAL GAS no controló sus desinversiones relacionadas con la supresión de las cuadrículas, ni el sistema de emergencias ante llamadas urgentes de los matriculados y en los inicios de su gestión procedió a despedir a más del 40 % del personal, el más antiguo y capacitado. Recuerdo que si había una empresa donde no sobraba personal era, justamente, GdE. El indicador que compara los m/3 vendidos con la cantidad de personal la ubicada entre las más eficientes del mundo. Recordemos que esas políticas de las privatizadas gasíferas provocaron en el área de Metrogas, la explosión de un polígono de tiro y de una unidad comercial. En la “Década Ganada” no recuerdo que desde Secretaría de Energía o de ENARGAS se hayan encarado la reestructuración del sector gasífero, incluida la derogación de los controles derivados. En los inicios de la gestión Kirchner, el Grupo Moreno entrevisto al Secretario de Energía Daniel Cameron y a su equipo y le solicitó, en base a la Ley de Emergencia Pública hoy vigente, la reestructuración integral de todos los sectores energéticos privatizados. Obviamente, nada de hizo, salvo la expropiación del 51 % de YPF SA que, luego de más de un año de anuncios contradictorios y del contrato secreto con CHEVRON, solamente puede calificarse como una decisión basada en los problemas financieros derivados de las políticas gubernamentales. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada