lunes, 12 de agosto de 2013

Crimen y castigo: Felipe Rodríguez Araya y Luis Eduardo Lescano

Por Rogelio Alaniz / No, el terrorismo de Estado no empezó en 1976, sino dos años antes. Las Tres A fueron una banda de asesinos y mercenarios, pero ellos no actuaron por cuenta propia, sino cumpliendo órdenes de las máximas autoridades políticas de entonces. Si algún dirigente oficialista se sintió en algún momento consternado por la maquinaria de muerte que pusieron en marcha, no lo sabemos. Lo seguro es que, efectivamente, el terrorismo de Estado adquirió después del 24 de marzo una lógica perversa e implacable, pero el huevo de la serpiente anidaba desde 1974 y una genuina política de derechos humanos no debería desconocer ese dato inapelable de la realidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada