jueves, 28 de noviembre de 2013

Verónica Magni: "El intendente se reunió con la empresa pero nunca con los concejales, ni con los vecinos autoconvocados"


Foto: "El intendente se reunió con la empresa pero nunca con los concejales, ni con los Vecinos autoconvocados"
 
 

Aquí se reproducen algunas de las palabras expresadas por la concejala socialista Verónica Magni durante la última sesión del Concejo Deliberante, en referencia al pedido de validar el decreto de “arrepentimiento” del Intendente sobre su decisión de rescindir el contrato de concesión a "Entretenimientos de la Costa". Magni resaltó que las modificaciones fueron un triunfo de los vecinos, dado que de otro modo el oficialismo hubiera mantenido un acuerdo que "era perjudicial para la ciudad".
 

Nada dice este nuevo acuerdo que modifique los graves incumplimientos que motivaron la rescisión, se someten a votación solo nuevas promesas de la empresa (tantas como las anteriormente no cumplidas), a cambio de que se le adjudique ahora la concesión por treinta con opción a veinte años más, del edificio de la terminal de ómnibus local, más el hotel allí emplazado.
 

No expresa a cuanto equivale el supuesto beneficio económico que le brindaría a la ciudad este proyecto, es decir, cuál es la tasa de alquiler actual de la manzana de la terminal más el edificio del hotel. Como para poder evaluar si frente a 50 años de renunciar a su explotación, resultaría suficiente compensación la de recibir una desfavorecida terminal nueva en un lugar no planificado ni beneficioso para uruguayenses o estudiantes que vienen de la región.
 

Con semejante modificación al proyecto, el oficialismo reconoce, por primera vez, que el proyecto original no era beneficioso, sino perjudicial. El Sr intendente, se ha reunido decenas de veces con la empresa, nunca tuvo tiempo para reunirse ni con las y los concejales ni con la comisión de seguimiento ni con el grupo ciudadano autoconvocado que viene expresándose desde hace más de un año, mostrando qué intereses le preocupan.
 

El contrato dice literalmente que "sustituye íntegramente al anterior", se reconoce así que es un nuevo contrato, motivo por el que debió haberse llamado nuevamente a licitación pública en lugar de actuar a medida de las necesidades de una empresa, en lo que no es otra cosa que una adjudicación directa. Éste accionar compromete doblemente las arcas públicas ya que lo hace el contrato en sí mismo y a su vez en el riesgo de una eventual presentación judicial de  la que resulte nuevamente perdidosa la municipalidad.
 
 
 
Las modificaciones hechas para mejorar la oferta empresarial, son un triunfo del control y reclamo ciudadano autoconvocado. El que fue ejercido por juristas, arquitectos, ingenieros, docentes, amas de casa, estudiantes, jóvenes y mayores, periodistas, referentes partidarios y sindicales, ONGs, ex funcionarios y concejales actuales, asambleístas en defensa del patrimonio, artesanas, jubiladas y trabajadores, a pesar de que no solamente no fueron convocados a dialogar sino que irrespetuosamente recibieron siempre el mensaje de que solo “presentándonse a elecciones podrían decidir”.
 
 
Muestra del apresuramiento por sancionar esta ordenanza apenas pasada las elecciones, es el avasallamiento institucional por el que en lugar de hacer las cosas como corresponde, ésta nueva ordenanza no contempla la derogación ni la modificación de la Ordenanza 8120. Que es la que prohíbe la instalación de nuevas máquinas tragamonedas o similares. O sea que se estará violando una norma al poner en vigencia la otra.  
 

Creemos que se desperdicia una oportunidad inmejorable de crecer en el ejercicio cívico que promueve la participación ciudadana en la toma de decisiones y planificaciones a corto o largo plazo, sobre lo que todos/as creemos mejor turística y socialmente para la ciudad  a través de una audiencia pública y posterior consulta popular vinculante.
 

Por todo esto expresamos el rechazo al despacho en cuestión.
 
Partido Socialista -  Concepción del Uruguay - Entre Ríos
psconcepcion.blogspot.com

Se reproducen algunas de las palabras expresadas por la concejala socialista Verónica Magni durante la última sesión del Concejo Deliberante, en referencia al pedido de validar el decreto de “arrepentimiento” del Intendente sobre su decisión de rescindir el contrato de concesión a "Entretenimientos de la Costa". Magni resaltó que las modificaciones fueron un triunfo de los vecinos, dado que de otro modo el oficialismo hubiera mantenido un acuerdo que "era perjudicial para la ciudad". Nada dice este nuevo acuerdo que modifique los graves incumplimientos que motivaron la rescisión, se someten a votación solo nuevas promesas de la empresa (tantas como las anteriormente no cumplidas), a cambio de que se le adjudique ahora la concesión por treinta con opción a veinte años más, del edificio de la terminal de ómnibus local, más el hotel allí emplazado. No expresa a cuanto equivale el supuesto beneficio económico que le brindaría a la ciudad este proyecto, es decir, cuál es la tasa de alquiler actual de la manzana de la terminal más el edificio del hotel. Como para poder evaluar si frente a 50 años de renunciar a su explotación, resultaría suficiente compensación la de recibir una desfavorecida terminal nueva en un lugar no planificado ni beneficioso para uruguayenses o estudiantes que vienen de la región. Con semejante modificación al proyecto, el oficialismo reconoce, por primera vez, que el proyecto original no era beneficioso, sino perjudicial. El Sr intendente, se ha reunido decenas de veces con la empresa, nunca tuvo tiempo para reunirse ni con las y los concejales ni con la comisión de seguimiento ni con el grupo ciudadano autoconvocado que viene expresándose desde hace más de un año, mostrando qué intereses le preocupan. El contrato dice literalmente que "sustituye íntegramente al anterior", se reconoce así que es un nuevo contrato, motivo por el que debió haberse llamado nuevamente a licitación pública en lugar de actuar a medida de las necesidades de una empresa, en lo que no es otra cosa que una adjudicación directa. Éste accionar compromete doblemente las arcas públicas ya que lo hace el contrato en sí mismo y a su vez en el riesgo de una eventual presentación judicial de la que resulte nuevamente perdidosa la municipalidad. Las modificaciones hechas para mejorar la oferta empresarial, son un triunfo del control y reclamo ciudadano autoconvocado. El que fue ejercido por juristas, arquitectos, ingenieros, docentes, amas de casa, estudiantes, jóvenes y mayores, periodistas, referentes partidarios y sindicales, ONGs, ex funcionarios y concejales actuales, asambleístas en defensa del patrimonio, artesanas, jubiladas y trabajadores, a pesar de que no solamente no fueron convocados a dialogar sino que irrespetuosamente recibieron siempre el mensaje de que solo “presentándonse a elecciones podrían decidir”. Muestra del apresuramiento por sancionar esta ordenanza apenas pasada las elecciones, es el avasallamiento institucional por el que en lugar de hacer las cosas como corresponde, ésta nueva ordenanza no contempla la derogación ni la modificación de la Ordenanza 8120. Que es la que prohíbe la instalación de nuevas máquinas tragamonedas o similares. O sea que se estará violando una norma al poner en vigencia la otra. Creemos que se desperdicia una oportunidad inmejorable de crecer en el ejercicio cívico que promueve la participación ciudadana en la toma de decisiones y planificaciones a corto o largo plazo, sobre lo que todos/as creemos mejor turística y socialmente para la ciudad a través de una audiencia pública y posterior consulta popular vinculante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada