lunes, 21 de octubre de 2013

Espacio público, test de la ciudad democrática

Por Jordi Borja / Como lamentablemente los urbanistas en su mayoría no se plantean estas cuestiones, unos por afán de lucrarse en las operaciones perversas citadas, la mayoría por no haber tenido una formación más integral, que combine el diseño formal y los efectos sociales, la cualificación del entorno urbano con el sentido que ello tengo para la ciudadanía, la funcionalidad urbanística con la expresión política. El urbanismo no puede olvidar que no es solamente una técnica y un arte, es también un instrumento de intervención social y un ejercicio de responsabilidad política.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada