martes, 9 de julio de 2013

Vecinos autoconvocados en defensa del patrimonio uruguayense se reunieron con Monseñor Lozano

Integrantes de la Asamblea de Vecinos Autoconvocados en Defensa del Patrimonio Uruguayense se reunieron con el Obispo de la Diócesis de Gualeguaychú, Monseñor Jorge Lozano. Se trató el tema de la controvertida "iniciativa privada" que impulsa, con indisimulable apoyo del gobierno municipal y provincial, la empresa "Entretenimientos de la Costa", y que involucra al Mercado 3 de Febrero, a la terminal de ómnibus, y la instalación de una sala de juegos de azar (tragamonedas y ruletas electrónicas). Las implicancias de la ludopatía y sus conexiones con el narcotráfico, la trata de personas y el lavado de dinero fueron algunos de los temas que se analizaron en el encuentro. Monseñor Lozano recordó que ya en el año 1991 los tres obispos de la provincia enviaron cartas al gobierno provincial manifestando su preocupación por los casinos y sus consecuencias. El Obispo de Gualeguaychú expresó a su vez que esta inquietud fue reiterada en 2007 y 2010, en ocasión del tratamiento de la ley de "turismo", norma que permite la instalación de salas de juegos de azar en manos privadas por parte de aquellos emprendimientos que el Poder Ejecutivo Provincial declare de interés turístico. En consonancia con las advertencias de la Iglesia, legisladores de la oposición habían alertado al respecto, calificando al artículo 3 de la ley como un verdadero "Caballo de Troya", que iba a permitir la privatización del juego de la manera más discrecional. Los acontecimientos posteriores en Concepción del Uruguay y en Gualeguaychú iban a dar la razón a tales advertencias. En la reunión los vecinos informaron acerca de la programación de acciones para evitar la instalación de casinos y en defensa del patrimonio de todos los uruguayenses. Monseñor Lozano, por su parte,  brindará próximamente un charla sobre ludopatía en Concepción del Uruguay. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada