martes, 9 de julio de 2013

El turismo no es un juego



POR HUGO BARRETO / Considero que este proyecto que en un principio entregaba nuestro patrimonio y que ahora solo lo concesiona tiene como principal objetivo el dinero que producen las máquinas tragamonedas. Y es en este punto que los ciudadanos les debemos advertir a los funcionarios que nos gobiernan que deben velar por el bienestar de su población, no pedimos que curen la ludopatía, exigimos que no sean partícipes de la degradación social a la que somete el juego con apuestas y que en este caso se disfraza de proyecto turístico. Porque debe quedar en claro que el turismo no es un juego.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada