miércoles, 26 de junio de 2013

Arturo Illia, una presencia necesaria



Por Rogelio Alaniz / La ley de Medicamentos se propuso congelar los precios y limitar el pago de regalías y remesas al exterior de los grandes laboratorios multinacionales. El objetivo era asegurar remedios buenos y baratos para todos, pero no fueron pocos los que supusieron que se trataba de una zoncera. El presupuesto en educación creció hasta el veinticinco por ciento. Nunca la Argentina había destinado tantos recursos para escuelas y maestros, para universidades y profesores. El plan nacional de alfabetización llegó a contar con 125.000 centros que dieron clases a 350.000 alumnos, pero para muchos intelectuales esos datos no tenían ninguna importancia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada