domingo, 13 de abril de 2014

¿Una huelga al pasado o una advertencia al futuro?


2195274.jpg

Por Rogelio Alaniz / Por su metodología y sus objetivos, las huelgas generales en sociedades democráticas son un anacronismo, un resabio del pasado. De los tiempos de la huelga general revolucionaria de filiación comunista o anarquista, la Argentina degradó a los planes de luchas y los paros generales del sindicalismo. De las utopías de izquierda al realismo descarnado y oportunista de los Barrionuevo y Moyano de turno. A los mitos de un pasado irrecuperable se superponen los intereses facciosos de dirigentes manipuladores y corruptos. Conviene recordarlo: a la huelga general de principios del siglo veinte la impugnaron con muy buenos argumentos los dirigentes socialistas de entonces. Cada conflicto laboral no podía ser el pretexto para paralizar el país o iniciar los ejercicios callejeros de la insurrección popular.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada