miércoles, 9 de abril de 2014

La noche que lincharon al amigo de San Martín


PATADAS.jpg

Por Rogelio Alaniz / Los restos de Solano fueron enterrados en el cementerio, en una tumba anónima. Años después le reconocieron sus méritos. Alguien escribió en su lápida: “Aquí yacen los restos de quien fue sacrificado por el engañado odio popular. De la epopeya de la guerra de la Independencia debió ser el héroe y fue la más ilustre víctima”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada