jueves, 15 de octubre de 2015

Imposturas políticas

Declaraciones de José Antonio Artusi, Presidente del Comité Departamental Uruguay de la UCR y candidato a diputado provincial de Cambiemos, en el marco de una entrevista realizada por Pablo González, publicada en Noticias / Entre Ríos con el título "Artusi habla sobre la africanización de Concepción del Uruguay". 
¿Cómo ves la situación del país y la provincia? 
La situación del país y de la provincia es preocupante en muchos aspectos. Tenemos un gobierno que ha dilapidado sistemáticamente la mejor oportunidad de desarrollo que tuvo el país en toda su historia como producto del escenario económico internacional. Podríamos hacer un balance de los 12 años de gobierno kirchnerista y la conclusión es clara: no han gobernado bien y no han resuelto los problemas estructurales de la Argentina ni de Entre Ríos. 
¿Por ejemplo? 
Seguimos teniendo alta inflación, una economía que no se ha industrializado, serios déficits en materia de infraestructura, energía, hábitat y vivienda, déficit creciente, falta de acceso al crédito, crisis de las economías regionales; y la pobreza y la exclusión no han retrocedido de manera significativa. La educación y la salud pública no están mejor, y en materia de seguridad en muchos casos estamos peor. Por otro lado, el deterioro en materia de calidad institucional es manifiesto. La vocación hegemónica y autoritaria del gobierno se evidencia en la degradación del poder legislativo, los permanentes intentos por controlar a la Justicia, en la crisis del federalismo y las autonomías municipales, y sobre todo en la fenomenal campaña de propaganda y adoctrinamiento que se pone en marcha en los medios del Estado y en los medios privados domesticados a través del uso inescrupuloso y en muchos casos ilegal de la pauta publicitaria. También en la sistemática y perversa utilización clientelar de las necesidades de los sectores más desposeídos de la sociedad. Todo ello en el marco del avance del narcotráfico y su influencia perniciosa, y de casos de corrupción en el manejo de la cosa pública verdaderamente escandalosos. En definitiva, tenemos un gobierno impostor, que ha construido un relato falaz que intenta ocultar la realidad, que se muestra con una máscara que pretende que no se vea su verdadero rostro. Se dicen democráticos y populares pero en realidad encarnan un autoritarismo demagógico y populista, que reniega de la verdadera democracia social y republicana basada en derechos y en la construcción de ciudadanía. Por eso, tanto a nivel nacional como provincial, surge claramente la necesidad de un cambio, y la única opción posible de cambio es precisamente Cambiemos.
¿Cómo se ve esta realidad en Concepción del Uruguay? 
 Todo lo dicho a propósito de la realidad nacional y provincial podría decirse, salvando las distancias, de la realidad uruguayense. Con la salvedad que aquí hace 28 años que gobiernan - y gobiernan mal - los mismos. Tenemos una ciudad cuyo municipio no planifica en lo más mínimo el desarrollo urbano, que corre por lo general detrás de los problemas, con obras y proyectos que surgen de caprichos de funcionarios pero no de un plan coherente, y que por ello no ha logrado solucionar los problemas estructurales. Más bien, se han agravado: un sistema de agua potable y saneamiento absolutamente colapsado, con cloacas que desbordan - literalmente - en calles de tierra en muchos barrios, sin una planta de tratamiento de líquidos cloacales que espera su concreción desde hace 30 años, con plantas compactas de tratamiento que están tiradas y abandonadas en descampados, con un sistema de gestión de residuos que deja mucho que desear, sin políticas de desarrollo local, sin programas locales de vivienda y hábitat, etc., etc. También aquí está claro que la opción es seguir con más de lo mismo o cambiar de la mano de la lista de Cambiemos. 
¿Cómo ves a la UCR en ese marco? 
El futuro de la Unión Cívica Radical, en cualquier caso, depende de lo que hagamos los radicales. Como alguna vez dijo Moisés Lebensohn, el radicalismo será lo que nosotros querramos que sea, porque nadie va a construir el radicalismo por nosotros. Hay mucho por hacer, por corregir y por cambiar, pero lo esencial, que son los valores y la doctrina, tienen más vigencia que nunca. Habrá que abocarse a la construcción del radicalismo del siglo XXI. La UCR seguirá siendo un actor necesario e insustituible en el sistema de partidos argentino. El desafío será avanzar hacia un partido que, basado en sus mejores tradiciones, se modernice y se movilice, preparándose para gobernar en respuesta a las demandas sociales más legítimas de nuestro tiempo. 
PABLO GONZÁLEZ 
Fuente: http://www.noticiasentrerios.com.ar/2015/10/artusi-habla-sobre-la-africanizacion-de.html 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada